-

sábado, 7 de febrero de 2015

4

14 de Febrero, otra vez

Mi dios, otra vez San Valentín. Todavía falta una semana, pero ya está todo lleno de corazones y querubines, y mi bandeja de spam rebosa de ofertas románticas. Es muy fastidioso.


La verdad es que nunca le vi la gracia a esta celebración: para empezar, es otra de las importadas del norte que en estos últimos años plagan el calendario, y para seguir, es un día bajón para los que estamos solos (si me quieren decir amargada, acompáñenlo con un chocolate amargo, de paso). Y no, tampoco me gustaba cuando estaba felizmente 'emparejada'.

Si bien me encanta la excusa para comer bombones, no sé por qué San Valentín tiene tanta popularidad teniendo en cuenta toooodas las otras cosas que se pueden celebrar el 14 de febrero. Fíjense:


Un 14 de febrero de 1946, dos profesores de la Universidad de Pensilvania presentaron en sociedad a la ENIAC, la primera computadora electrónica, un aparato de 120 metros cuadrados, que pesaba 30 toneladas, y que, aunque parezca increíble, es precursora de mi hermosa laptop. En 1939 fue botado el acorazado de guerra Bismark por los alemanes, y en Chicago, los chicos de Al Capone acribillaron a siete mafiosos que los miraron torcido en la Masacre de San Valentín. También fue la fecha en que Alexander Graham Bell patentó el teléfono y en que hubo que sacrificar a la oveja clonada Dolly, pobrecita.

Yendo más atrás, hace 500 años, en tal romántica fecha, los Reyes Católicos obligaron a los judíos y musulmanes a renegar de su fe o abandonar España, y 200 años antes, en Estrasburgo, Francia, dos mil judíos fueron acusados de provocar la Peste Negra y quemados vivos por ello… como que no es la fecha que eligiría para celebrar la libertad de culto.

Ah, no menos importante, en el ámbito de las artes escénicas, Oscar Wilde estrenó “La importancia de llamarse Ernesto en 1895, “Tarzán de los monos” apareció por primera vez en la pantalla grande en 1918, y nació el cineasta británico Alan Parker en 1944.

Y si vamos a los santos, Valentín no es el único que aparece en el Santoral el 14 de febrero, solo el más famoso (o con mejor merchandising). También es el día de los santos Cirilo, Metodio, Nostriano, Elecaudio, Adolfo, Vidal, Zenón, Ammonio, Cirión, Casiano, Agatón, Moisés, Dionisio, Próculo y Filemón.



Así que el próximo 14 de febrero, ya saben qué decir cuando les pregunten si van a hacer algo para San Valentín:

“¿San Valentín? Ah no, yo este sábado me voy a disfrazar de Al Capone y salir a sacarle fotos a las ovejas con mi teléfono celular mientras grito como Tarzán al son de Pink Floyd y reparto estampitas de San Filemón.”

Ustedes, ¿cómo lo van a celebrar?

4 comentarios:

Mi Álter Ego

Cualquiera de esos motivos me parece más interesante para celebrar un 14 de febrero que San Valentín. Jajajaja. Besotes!!!

Ana Laura

¿Verdad que sí? Salgamos a festejar alter 14/2!

Saludos y gracias por comentar :)

soniaunleashed.com

Nunca, nunca... lo he celebrado. Para mí solo es una festividad comercial más, estilo el Black Friday o el inicio de rebajas, solo que sin grandes descuentos. xD
Me gustan los otros motivos que has expuesto. Sobre todo la primera computadora. ^^

Ana Laura

Jajajaja, acá todavía no llegó el Black Friday, aunque de vez en cuando hacen alguna rebaja con ese nombre cualquier otro viernes. Yo tampoco celebraba San Valentín, ni cuando estaba casada, preferíamos celebrar otras cosas. Santa ENIAC no estaría mal...

Saludos!

Y vos, ¿qué opinás?

Ir Arriba