-

sábado, 18 de febrero de 2012

47

De nombres y casas

Yo creo que son muy importantes los nombres; como llamamos a alguien o a algo, lo afectará toda la vida. Y no estoy hablando de temas místicos como la numerología o la cábala, sino simplemente a que si le ponés ‘Kali’, ‘Roy Rogers’ o ‘Tesoro’ a un niño (tres nombres que supieron tener sendos alumnos), lo estás condenando a muchas burlas a la hora del recreo.

What's in a name? That which we call a rose
By any other name would smell as sweet.”
~William Shakespeare, Romeo and Juliet


En mi ciudad, es tradicional ponerle nombre a las casas, en vez de números. Y no sé si alguna vez lo han pensado, pero ponerle nombre a una casa es casi tan complicado como ponerle nombre a un niño; supongo que porque en cierta forma, cuando construimos una casa, ésta también se convierte en nuestra criatura.

Mi casa es una cabaña de madera, así que le puse “Huacalli” que significa ‘cajón’ o ‘cesta’ en náhuatl (justo estaba leyendo una novela mexicana que traía un glosario de vocablos náhuatl y sus equivalentes en español, y me enamoré de esa palabra); si la hubieran visto en plena construcción, hubieran dicho que nombre más apropiado no existía, porque mientras no le pusieron el techo, realmente parecía un cajón de madera.




Cuando mis padres construyeron su criatura –una preciosa casa rosada y azul que mira el mar desde uno de los cerros que rodean mi ciudad– mi madre estaba muy ilusionada con la elección del nombre: debía ser un nombre sonoro y significativo (era importante que cumpliera esos dos requisitos), digno de su nueva casa.

Mamá y yo somos muy parecidas: cuando tenemos un proyecto es difícil que no nos entusiasmemos y pongamos muchas energías en lograrlo (solo que ella es más constante que yo, así que su porcentaje de concreciones es mayor); así que desempolvó todos sus diccionarios: el de la RAE, los de sinónimos y antónimos y hasta los de portugués, francés e italiano (inglés no, creo que se moría antes de ponerle un nombre en inglés). Al final, después de mucho buscar, se decidió por:

cimbel.

(Del cat. cimbell, y este del lat. vulg. *cymbellum, dim. del lat. cymbălum, especie de platillos, por alus. a la campanilla empleada como señuelo).


1. m. Cordel que se ata a la punta del cimillo, donde se pone el ave que sirve de señuelo para cazar otras.

2. m. Ave o figura de ella que se emplea con dicho objeto.


Real Academia Española © Todos los derechos reservados

O sea que, básicamente, Cimbel significa ‘señuelo’. Estarán de acuerdo con que es un nombre sonoro y significativo -es una palabra armoniosa y su sentido es apropiado: la casa sería tan bonita que te invitaría como un señuelo. Y lo hace, doy fe; ojalá pudieran conocerla.


El trabajo de semanas de investigación había dado sus frutos: la casa se llamaría ‘Cimbel’. Mi madre estaba contenta.


El tema es que cuando por fin le comunicó a mi padre la elección del nombre, papá pensó un poquito, miró la casa -que ya estaba casi pronta y solitaria en su cerro- y dijo:

“Cimbel... Cim-bel... Cima bella. Me gusta.”

Mamá casi se muere.

47 comentarios:

Anónimo

Muy bueno, Ana. Si le pusiera un nombre a mi casa sería "La mancha de humedad", en honor a juana y al constructor y a la re p.... m.... que lo p....ya que en invierno me acuerdo de toda su familia. Un abrazo, Cinthia

Ana Laura

Jajajaja, muy poética tu elección, Cinthia :) Yo me quedaría solo con la referencia a Juana de Ibarbourou nomás ;)

Besos!!

Akasha

PUFF QUE COMPLICADO, si tuviera que ponerle un nombre a mi actual casa no se me ocurriría nada más ingenioso que huevo, que es casi el tamaño que tiene, pero ojalá pronto pase de vivir en ese pequeño depto a uno que pueda inspirarme un nombre, ahora me pregunto, no resulta complicado encontrar sus casas? porque vaya los números llevan un orden, pero encontrar la casa huacalli, como dices, a 6 casas de la casa llamada nubecita?? la tuya debe ser una ciudad (pueblo, provincia) muy organizada!!!! Por cierto, genial que hayas elegido un nombre náhuatl. Un beso

Negrevernis

¡Qué buena idea cambiar los números por los nombres! Cerca de mi casa hay algunas casas bajas que también tienen nombre. Y yo alguna vez he soñado con qué nombre le pondría a la mía (un piso pequeñito). Supongo que el nombre de "guerra" con el que me llamaban en mi casa. O no podría resistirme, seguramente, y se llamaría Negrevernis, claro. Sin más. Porque es un nombre de evocadores recuerdos familiares...

Un abrazo.

Anónimo

Divino Anita!!! Recuerdo muy bien aquella época y me gustó mucho cómo lo contaste... Disfrutá al máximo de toda la magia en la que vivís. Te quiero muchísimo... y lo sabés, no? Besos, Lucía.

S. Cid

Lo de cambiar los números por nombres suena muy poético, pero es poco práctico, ¿no? Imagino a un pobre cartero recién llegado o a alguien que busca una casa determinada por primera vez... Complicado.

Eso sí, las fotos que muestras son preciosas. ¡Qué casas tan lindas!

¿Y cómo llamaría yo a la mía...? Uffff, me vas a tener la noche sin pegar ojo (ya lo has hecho en alguna otra ocasión a cuenta de los vampiros :-P)

;-)

GoBri

Una entrada muy buena, porque nos toca la fibra. Mis padres tienen una casa y le pusieron un nombre sin duda muy acorde.

Aunque en este caso el bautizo de la casa no requirió de investigación ni diccionarios; porque a diferencia de lo que tu comentas, el nombre no conforma la casa, osea el nombre no resume alguna cualidad o singularidad de la casa. Por el contrario el nombre refleja un aspecto de los dueños.

Se le puso: "Los Andariegos", en honor a que mis padres nunca paran, viajan mucho y por eso le pusieron así.

Un saludo enorme, y por cierto una casa muy bonita. EriSada nos gustaría que te pasaras por el blog porque pronto estará publicada(si no me equivoco mañana) la entrada del carnaval de Uruguay!!! ^^

J. D. Moreno

Muy curioso. En una mayoría de pueblos de España (siempre pequeñitos)las casas tienen también nombre, aunque no tanto la casa, sino la familia. Cuando en un pueblo se busca a Manolo Pérez, por poner un ejemplo, es facil que nadie lo conozca. Sin embargo, si preguntan por el "mote de la casa", por ejemplo el sardinero o Manolo el de casa Sardinero, cualquiera te dará razón de él. Ese nombre pasa de padres a hijos, tal cual, o con pequeñas variantes, siguiendo con el ejemplo, el hijo de Manolo sería Antonio el Sardinero o Antonio de casa Sardinero.

Vicente

Estuve por allá cerca Ana! Siempre me divertí viendo los nombres de las casas. Algunos son muy ocurrentes. Este año vi un nombre que no entendí: Una casa que se llama "Té de nube" ¿¿¿???? ¿Qué habrán querido decir con eso no?

En fin. Yo para los nombres de casas antes que el Nahuatl prefiero el guaraní o el italiano. "Che'mboraijú" significa "Mi cariño" suena lindo y tiene un sentido hermoso para una casa ¿o no? También conocí una casa que se llamaba "La pineta" supongo que porque estaba rodeada de pinos. Y otra Piccolina, supongo porque era pequeña. De esas tres casas, la única que sigue en pie es la primera!

Saludos Ana!

maia

anita:
Pensar que he ido a tu casa y a la de olga y recién ahora cuando veos las fotos me doy cuenta de los nombres,jjajajaj Igual viniendo de vos me sorprendería si pusieras un nombre común, empezando con las mascotas y asi sucesivamente,jaja besos Maia

Macarronazo

Mi padre me decía que tenía una paciente que se llamaba "Dolores Fuertes". No sé si sería verdad (me suena haberlo oído a más gente y tal vez sea una leyenda urbana), pero hay que ser cabrón para apellidarte "Fuertes" y llamar a tu hija "Dolores".

También escuché una historia de una que apellidándose "Fina Segura" le pusieron "Eva".. en fin..

Jorge Baeza Stanicic

Pues mucho mejor, puestos a escoger nombres del méxico más antiguo, el nombre de Huacalli que el de Tezcatlipoca, Xiutecutli, Tlaloc o Quetzalcoatl... :) Ahí te los dejo por si alguna vez te mudas y no se te ocurren nombres nuevos.

Roxe

Curioso lo de nombres por números, no lo había oído nunca.
A la mía le pondría La Deseada, no vivo en una casa, sino en un bloque de viviendas.

Ana Laura

Akasha, jajajaja, no es tan complicado, recuerda que las calles tienen intersecciones, simplemente hay que agregar la esquina a las referencias. En una cuadra no suele haber más de seis casas, y solo una con el nombre que buscas. Además, es una ciudad pequeña, generalmente el cartero de tu zona, te conoce por el nombre y ya sabe dónde vives. La palabra en náhuatl me encantó, por eso lo elegí, que fuera un idioma indígena fue un bonus :)


Negre, es común aquí que las casas tengan nombres familiares también. En realidad hay de todo, algunas hacen referencia a la casa en sí, o su ubicación, otras a quienes viven en ella, y otras a vaya a saber qué. Había una -perteneciente a un conocido político- que se llamaba 'Bibaballe', y hacía referencia a: "¡Viva Batlle!" (Batlle fue un dirigente muy importante -y presidente del país- de su partido político). ¡Como ves, puede ser cualquier cosa!
Negrevernis sería un bonito nombre :)


Lumi, me encanta que hayas comentado, ¡a ver si se repite! Me alegro que te haya gustado la anécdota, ¡es especialmente evocativa si lo viviste, claro! Un beso grandote, yo también te quiero mucho <3


Un saludo muy grande!!

Ana Laura

Cid, los pobres carteros están acostumbrados, jaja. Además, como le decía a Akasha, se suele agregar la intersección a los datos. Es una ciudad pequeña, los carteros nos conocen a todos. Me alegro que te gustaran las casas, la verdad estoy muy orgullosa de la mía, y la de mis padres es una casa preciosa realmente. Si alguna vez viajas al sur, ya sabes que tienes hospedaje en Piriápolis :)

Cuando tengas pensado el nombre que le pondrías a tu casa, no te olvides de venir a contarme ;)


GoBri, los nombres que hacen referencia a los dueños de casa son muy comunes por aquí también. 'Los Andariegos' es un nombre precioso, muy significativo también. Qué lindo ser medio nómade así.
Tu entrada del carnaval uruguayo me gustó muchísimo, realmente muy buena :)


J.D., eso que cuentas tú es sumamente interesante también. Tengo entendido que así es cómo se fueron generando nuestros actuales apellidos también, pero no sabía que en esta época esa costumbre se seguía dando. Siempre quise conocer alguno de esos pueblos pequeñitos españoles, espero poder viajar allí y hacerlo alguna vez.

Saludos!!

Perséfone

Jajaja muy buena anécdota.

Por cierto, me encanta esa costumbre de ponerle nombres a las casas. Ojalá se viera en más partes del mundo.

Un abrazo.

Ana Laura

Vicente, ¿cómo que estuviste por acá y no me avisaste? Jajaja, una pena, me hubiera gustado conocerte. 'Té de nube' es un nombre precioso, aunque no tengo idea de qué quisieron decir tampoco... tal vez solo les gustaba cómo sonaba. Los nombres en guaraní me gustan mucho también, pero elegí uno en náhuatl porque me enamoré de él, sin otra razón; estaba leyendo una novela mexicana y vichando el glosario me encontré con esa palabra tan apropiada y ¡zas! Tuvo nombre la casa :)


Maia, ¡qué vergüenza! La próxima vez que me visites, te voy a hacer sacar una foto al nombre de la casa así no te olvidás más. Y hablando de gatos, ¿sabías que tengo una gatita blanca que le puse 'Merengue'? ¿Te acordás de la 'Merengue' original?

A ver cuándo me venís a visitar :) Saludos y besos a Eva.


Macarronazo, ponerle Dolores a una niña apellidada Fuertes debería ser tipificado como delito con pena en prisión. Como mínimo. A esos casos precisamente me refería yo, los padres lo ven como una gracia, ¡y después los niños lo sufren toda la vida!!


Abrazo a todos

Ana Laura

Jorge, sin dudas es mucho más lindo. Además no evoca serpientes emplumadas o espejos humeantes o ninguna cosa ardiente de esas... solo una humilde caja de madera ;) jajajaja


Roxe, 'La Deseada' es un nombre precioso y lo he visto más de una vez. Creo que es algo muy humano desear tener tu propia casa, y cuando se consigue, mucha gente desea mostrar su logro.


Perséfone, es una costumbre bonita, sí, es más lindo tener una casa con nombre que con número, mucho más humanizado. Y poder elegirlo, mucho mejor :D


Un saludo grande!!

Laura Pérez Gilabert

Me parece extremadamente entretenido tu blog, espero pasarme más por aquí.

Ana Laura

Bienvenida al blog, Laura. Me alegro que te haya gustado, yo también espero verte más por aquí.


Saludos!!!

La sonrisa de Hiperión

De nuevo por tu casa, disfrutando de las cosas que nos dejas. Un placer siempre.

Saludos y un abrazo.

Ana Laura

Y yo disfrutando de tu visita, Hiperión. Un gusto tenerte por aquí también.

Un abrazo grande :)

alcorze

Aquí en Aragón, especialmente en la parte de la alta montaña todas las casas tenían nombre, y el nombre de la casa era el que daba nombre a la familia, independientemente de que tuvieran luegos sus apellidos.

La casa es algo muy ligado el territorio en mi tierra y una parte importante de la forma de entender la relación con la familia y los vecinos.

La casa nuestra se llama Casa La Una, supongo que porque es la más grande del pueblo. Se llama así desde hace más de 300 años.

¡Besos!

CreatiBea

Qué envidia de casas!!! Son divinas. Y los nombres muy chulos también. Me gusta especialmente el de la casa de tus padres:
Cimbel
Muy sonoro y significativo, cierto.

Por comentarios que has hecho por aquí tu madre tiene pinta de caerme muy bien. jejeje
Bueno, y que me encanta esto de poner nombres a las casas, mucho mejor que un número, donde va a parar... aunque lo de los números sea más práctico, pero oye, lo de los nombres tiene mucho más encanto.
Donde yo vivo impensable, pero si tuviese que poner un nombre la llamaría: "Acogedora" por ejemplo, aunque si fuese de verdad, haría como tu madre, no escogería el primero que me viniese a la cabeza (miraría todos los diccionarios habidos y por haber jejeje)

Besos y veo que estás cumpliendo tus propósitos.

diariodeunatreintaneradesubicada

EN Venezuela también se le pone nombre a las casas, mis padres como son muy religiosos ponen nombres alusivos... la verdad es que no me acordaba de esa costumbre, porque personalizas más lo que es tu espacio, tu hogar.. lo customizas, como dicen ahora :)

Ana Laura

Alcorze, que maravilla una casa de esa antigüedad. ¡Toda esa historia! Mi país apenas tiene doscientos años cumplidos... ¡somos tan nuevitos! Debe ser maravilloso visitar esos pueblos españoles con casas como La Una.


Bea, gracias, la verdad es que las casas son bonitas y los nombres también (bah, a mí me gustan, pero yo estuve en la elección de ambos ;)
Mi madre es una mujer muy especial, y sería una buena bloguera si algún día se molestara en aprender cómo prender una computadora. Seguramente le caerías bien también.
Los propósitos los llevo bastante bien... me faltan las rondas por los blogs que sigo, es que he estado bastante ocupada preparándome para el próximo comienzo de clases :(


Treintañera, me encantó ese término: customizar las casas! Es tal cual. Es mucho más personal y humana una casa con nombre que una casa con número, ¿verdad? Aquí también hay casas con nombres religiosos, pero mi país es bastante laico, así que no son demasiadas.


Saludos a todos!

Toni

En mi barrio no hay casas.
Bloques de pisos que solo se diferencian en...nada.
Por suerte, el mar soluciona un poco el tema.
Un beso amiga.

Salu2

Ana Laura

Toni, y no, en los edificios de apartamentos no tiene mucho sentido nombrar las viviendas, aunque supongo de que mucha gente igualmente 'personaliza' su piso, ¿o no? Alguna planta, adorno, color... acá es común ver esos pequeños detalles en los bloques de pisos.
Vivir cerca del mar es siempre una bendición, ¿verdad?



Alberto, no me extraña nada esa decisión de la justicia rumana, en mi país hace muchos años que existe un decreto de ley que dice: “Los oficiales de la Dirección Nacional de Registros no inscribirán nombres de pila que sean extravagantes, ridículos, inmorales o que susciten equívocos respecto al sexo de la persona” (tuve que googlear para encontrar la letra de la ley, obviamente). Pero igualmente tuve alumnos con esos nombres que puse en la entrada; se ve que el oficial que los inscribió no los encontró ni extravagantes ni ridículos... pobres niños :(


Saludos a los dos, gracias por comentar!

merce

Ups !!
Me equivoqué y te comenté en la entrada anterior...
Bueno, te diría lo mismo.
Encantada de conocerte.

Ale

Las palabras son señuelos que intentan acercarnos al contenido. Los nombres, bueno, son como etiquetas que nos ayudan en el proceso de comunicación. Hay una escena muy linda en Cien Años de Soledad, en la que la gente empieza a perder la memoria y a etiquetarlo todo... hasta que llega el mago...

Abrazo

Ale

Bueno, acabo de hacer un extenso comentario que por alguna razón no fue publicado. Esto no tiene nombre.
Abrazo!

Ana Laura

Merce, un gusto conocerte a ti también. Bienvenida al blog :)


Ale, salieron tus dos comentarios al final... mejor. Estoy de acuerdo contigo, las palabras acercan.


Un saludo grande a ambos!

Juana.

Qué grande tu viejo. Porque si bien no participó en el nombre -tan lindo- de la casa, encontró su forma personal de verlo.

Además tenía razón. Queda como Cima Bella.

Qué lindos hogares.
Abrazo, Ana.

Sese

Qué buena idea de ponerle nombre a las casas. y es que una casa no es sólo una casa, es un hogar, y poniéndole nombre parece que le demos más valor, que apreciemos más a esa casa para equipararla a la categoría de hogar.

Besos

Ana Laura

Juana, no lo había pensado de esa manera. Tenés razón, es una forma de apropiarse del nombre también. :)

Sese, es tal cual. Ponerle nombre a las casas es humanizarlas y acercarlas aun más.


Perdonen la demora en contestar sus comentarios, se me habían traspapelado.
Besos!!

URUMO

Bonita entrada y preciosas casas. Me has hecho recordar un precioso cuento de Eduardo Keudell, contenido en su libro "El sino" y que se titula: "Iremos a Curuzú Cuatiá". Si pueden hacerse con él, se lo recomiendo. Es un breve relato dedicado al nombre de los lugares, a su poder de evocación, como el de tu entrada, Ana Laura ¡Hay que ver cómo ha resonado!

En el País Vasco llevamos apellidos que fueron lugares, que son solares, que nombran casas, algunas desaparecidas, otras que todavía están en pie, las menos (pero aún las hay) se llaman como quienes las habitan, desde hace siglos. En algunos pequeños pueblos hay bloques modernos de viviendas que heredan el nombre del solar, de la casa previa, pero no se reparten las letras por pisos ;-)

Un saludo.

Ana Laura

Urumo, muchas gracias. Intentaré conseguir ese libro, me has dejado muy interesada, si te lo recordó tanto mi entrada.

Realmente envidio la historia del viejo continente, eso de que las casas se vayan hasta las raíces de las familias, por siglos, me parece fascinante. Mi país es tan nuevito, que apenas estamos cumpliendo 200 años. Ojalá mi casa se mantenga en pie muchísimos años con el nombre que le puse, ¡y en la familia! Pero hoy en día, las cosas ya no funcionan así, lamentablemente.

Un saludo grande, y gracias por tu comentario.

Mireya

hola...yo encontre esta página buscando un nombre para mi casa, hace 3 años y medio que la estoy haciendo y estoy en la culminación los detalles para poder mudarme a ella...quiero que me ayuden a encontrar el nombre perfercto!!gracias-abrazo

Sonia Gonzalez

Super interesante este blog Ana Laura... Casualmente pase por aca porque, aunque mi casa ya tiene 20 años, me dije que le faltaba personalidad, estaba como sin identidad. Entonces hice un concurso entre mis hijas y esposo para colocarle el nombre a la casa. Quisiera un nombre que atraiga bondades a la familia: salud, prosperidad, abundancia.. Al mismo tiempo que me gustaría hacerlo con mis propias manos... Un gran abrazo a través de la distancia. Saludos a todos desde Venezuela.
P.D.: Pensé colocarle VENEZUELA a la casa, pero en las condiciones en que esta el país, y con lo que deseo obtener a través del nombre, creo que no es el mas indicado. Quise ese nombre, porque es una de las cosas que mas amo: MI Pais! Ya veremos

Sonia Gonzalez

Super interesante este blog Ana Laura... Casualmente pase por aca porque, aunque mi casa ya tiene 20 años, me dije que le faltaba personalidad, estaba como sin identidad. Entonces hice un concurso entre mis hijas y esposo para colocarle el nombre a la casa. Quisiera un nombre que atraiga bondades a la familia: salud, prosperidad, abundancia.. Al mismo tiempo que me gustaría hacerlo con mis propias manos... Un gran abrazo a través de la distancia. Saludos a todos desde Venezuela.
P.D.: Pensé colocarle VENEZUELA a la casa, pero en las condiciones en que esta el país, y con lo que deseo obtener a través del nombre, creo que no es el mas indicado. Quise ese nombre, porque es una de las cosas que mas amo: MI Pais! Ya veremos

Ana Laura

Sonia, ¡muchas gracias! Me alegro que te gustara. Me parece maravilloso que le vayas a poner nombre a tu casa, se lo merece! Y ojalá encuentres uno que contenga todo eso que deseas para tu familia. Cuando lo hagas, me encantaría que volvieras y me contaras cómo le pusiste.

Muchos saludos y suerte en tu búsqueda :)

Fiaris

Mi casa se llama "AHORA SÍ" el significado es que encontramos el lugar y nos sentimos muy comodos aqui.
abrazo.

Ana Laura

Es un precioso nombre, Fiaris, eso es lo importante, ¿verdad?

Saludos :)

Anónimo

En andalucía,el surn de españa es muy típico aparte del número que identifica a la casa poner nombre a las casas de campos,chalets, cortijos,... a un piso no. Suelen ser nombres muy bonitos y que dicen mucho de ese lugar o su dueño, como su pais o ciudad. Por ejemplo: el sueño, el encanto, la casita, el lagar, los almendros, los naranjos, azahar...

Ana Laura

Anónimo, teniendo en cuenta que somos descendientes de esas tierras, no es de extrañar que hayamos traído esa linda costumbre de allá. Acá en las ciudades grandes, como la capital del país, no es común, pero te empiezas a alejar un poco de esas zonas y las casas se empiezan a nombrar :)

Gracias por comentar!

graciela LAZARTE

Hola Ana estoy buscando un nombre para mi casa de campo.... y no me resulta fácil. Pensaba en algun nombre gauchesco o de campo (no de otro idioma o dialecto)... Conoces algun lugar en la web que me pueda ayudar? gracias!!!

Y vos, ¿qué opinás?

Ir Arriba