-

domingo, 9 de agosto de 2009

2

Rojo

Gruñe irritada, tiene hambre. Necesita acostumbrarse, lo sabe. Pero vivir muerta - aun con sus ventajas - arruina la estética de todo. A ella nunca le gustó el rojo.

2 comentarios:

KI

Nunca le gusto el rojo, pero tiene hambre y su apetito es voraz... Un día de empacho no hace tanto daño :P xDD

Ana Laura

Esa es la idea. Ni modo, hay que adaptarse. Gracias por el comentario.

Y vos, ¿qué opinás?

Ir Arriba