-

miércoles, 5 de junio de 2013

10

Con eñe


Hace un tiempo mi querida laptop se me murió. La pobre hizo pip pip pip piiiiiiiiiiip, literalmente –u onomatopéyicamente, mejor dicho. Tal como un monitor cardíaco en sus últimos momentos de utilidad. Una tragedia.

Claro, un uso de casi ocho horas diarias por más de siete años agota a cualquiera. Como dijera Indiana Jones una vez que lo increparon acerca de su eventual cansancio: “No son los años, querida. Es el kilometraje.” No se le podía pedir mucho más a la pobre. Que en paz descanse.

Pero bueno, las máquinas son reemplazables, aun una que me había servido con tanta fidelidad y perseverancia, así que enseguida me aboqué a comprar otra. Busqué precios, marcas, prestaciones y me decidí. Armada con mi tarjeta de crédito y acompañada de mi hija, nos fuimos hasta una de las tantas tiendas de artículos informáticos de Montevideo.

El vendedor un divino, de esos de alma. El discurso se lo sabía todito y me explicaba cosas obvias que ya sabía, mientras me preguntaba a mí misma en qué momento me había puesto tan vieja que el muchacho creía necesario explicarme qué era un puerto USB.

“...cubierta de policarbonato resistente a los golpes, entrada para HDMI, conector de red, fichas de audio y micrófono, multilector de memorias, procesador Intel Core i3 de última generación, 4GB de RAM que puede ampliar a 8GB, disco duro de 500 GB, lecto/grabadora de CD y DVD, cámara web y micrófono incorporados, teclado internacional sin eñe con bloque numérico completo, bluetooth, Windows 8...

Como estaba empatizando con mi madre cada vez que le enseño a usar el control remoto de la canalera del cable, casi me perdí lo último que me dijo, así que tuve que rebobinar.

“¿No tiene eñe?” le pregunté, interrumpiéndolo.

“No. El teclado es internacional, no viene con eñe.” Me contestó como si tal cosa, y agarró impulso para seguir contándome las bondades de la máquina.

“Disculpá, pero entonces no me sirve.”

“Pero mirá que hay un atajo del teclado para ponerla,” se apresuró a decirme, viendo que se le esfumaba la venta, y ahí no se preocupó por saber si yo entendía eso de atajo de teclado o no. “Es rápido, no te complica para nada.”

“Sí, puede ser... ¿pero sabés qué? Yo escribo, soy escritora. No puedo tener una máquina que no tenga eñe. Va contra mis principios. ¿No tenés ninguna con teclado en español?”

Resultó que no, en toda la tienda –que era grande– no trabajaban ningún modelo de ninguna marca con teclados con eñe. Un desastre; me fui con las manos vacías.

Pero lo peor fue que cuando salimos mi hija me dijo: “serás careta, dijiste que eras escritora, ¡si ni en el blog escribís ya!”

Y aunque lo había dicho para taparle la boca al vendedor, porque de escritora tengo poco, bloguera sí soy, o era... ¡mi pobre blog está totalmente abandonado!

Me sentí tan culpable que aquí estoy, después de casi seis meses. Veremos si sigo.



Ahh, y con laptop nueva. Con eñe :)

10 comentarios:

alcorze

Me provocaba extraÑeza y aÑoranza el no verte por tu blog. Pensaba si acaso sería el sueÑo, o si estarías enfurruÑada tal vez. Veo que era algo tan sencillo como un ordenador que no tenía apaÑo. Espero que no pase un aÑo antes de volverte a ver.Y sin nada más que aÑadir me despido coincidiendo contigo en que los atajos o las Ñapas no nos valen ni a los escritores ni a los blogueros. ¡Besos!

Negrevernis

¿Un teclado sin Ñ para escribir en nuestro idioma? ¿Qué será lo siguiente? ¿Obligarnos a bloguear en el idioma del teclado? Pardiez...
Bienvenida de nuevo. Te envío desde España rayos veraniegos. Un beso.

Anónimo

Recuerdo haberTE tocado el tema hace unos días... se extrañaba con o sin ñ. Welcome back!

S. Cid

Bienvenida (y siempre con unas entradas tan hilalantes) y ¡¡¡¡arriba la Ñ!!!!

Ana Laura

alcorze, me encantó tu respuesta eñezada , me cuesta ser tan astuta con las palabras :) así que te voy a copiar algunas de las tuyas: yo también extraÑaba escribir aquí y aunque no estaba enfurruÑada, no todo fueron problemas técnicos. No te preocupes, no pasará otro aÑo antes de que vuelva a escribir, ¡no me lo voy a permitir!!

Negre, ¿verdad que es un disparate? Por aquí alguna gente se compra laptops en el exterior, más baratas, y por eso las traen con teclado internacional; pero si van a venderlas en Uruguay, a precios uruguayos, lo menos que pueden hacer es respetar nuestro idioma. Bienvenidos los rayos veraniegos, acá esta frío y húmedo :)

Muchos saludos a ambos y gracias por la paciencia!!

Ana Laura

Anónimo, fuiste el empujoncito que me hizo volver <3


Cid, ¡Gracias! Por la bienvenida y por el halago :) Siempre elevándome el ego tú.

Besos eñezados... ¿como serán?¿Ñesos?

Ale

Defendamos la ñ a capa y espada, ¡como si no hubiera mañana!

Ana Laura

Se lo merece, ¿no? ¡Me sumo a la batalla!!
(ahora tengo que conseguir una espada, capa ya tengo)

Jose Joaquin G.H

Recuerdo que en los ochenta, los amstrad que llegaban a EspaÑa los podias escontrar con o sin ñ, y aunque por entonces casi nadie los usaba para escribir, sino para jugar, nosotros, en casa nos decidimos por uno con la ñ.

Me parece tremendo que el mercado se niegue a incorporarlo, pero poco a poco, y como google manda, te das cuenta que en el lenguaje informatico no hay lugar para esa letra (mira las urls), poer aun asi... resistiremos

Un abrazo guapetona...

Ana Laura

Honestamente, yo no puedo entender cómo en este momento pueden comercializar computadoras sin eñe en países hispanohablantes... O mejor dicho, entiendo. Los deben importar más baratos de algún mercado vaya a saber de dónde, lo inentendible es que la gente los compre, porque si no hubiera ventas, no los traerían.

Suerte que la eñe está en la palabra España, porque sino...

Otro abrazo para ti ;)

Y vos, ¿qué opinás?

Ir Arriba