-

martes, 6 de diciembre de 2011

26

The Internet of Things

La Internet de las Cosas, o Internet of Things, es un término que se usa para hablar de los objetos cotidianos conectados a internet por diversos medios. Las tecnologías incluyen microchips, sensores, frecuencias radiales y comunicación para celulares (y no me pregunten en qué consisten esas tecnologías, porque la verdad, están fuera de mi entendimiento).The Internet of Things

El tema es que la Internet de las Cosas existe y está en plena evolución, de hecho ya la emplean empresas que no tienen nada tienen que ver con las redes e internet, como Nike. La marca ofrece productos basados en esta tecnología: los deportivos Nike+ se conectan a tu iPod y te envían "mensajes audibles en tiempo real sobre el tiempo, la distancia, el ritmo o las calorías que estás quemando mientras entrenas".

No sé a ustedes, pero a mí esto me impresiona, las implicaciones y posibilidades son tan grandes que abruman; y es solo el principio.

Para ilustrarlo, Cisco, una de las empresas más importantes en proveer infraestructura para la conexión global, diseñó esta 'infografía' que da algunos ejemplos sencillos de cómo la Internet de las cosas afecta -y afectará- nuestra vida diaria (está en inglés, pero creo que es bastante clara aun para aquellos que no leen el idioma; si hacen click sobre ella, la pueden ver en su tamaño original).

Según Cisco, hoy en día el número de dispositivos conectados a la Red excede al número de personas conectadas. Esa cifra no sorprende demasiado, en mi casa nomás –familia de tres– los dispositivos nos superan dos a uno: tres computadoras y tres celulares con conexión a internet, y eso que vivo en el ‘tercer mundo’ (ja, tres otra vez).

Lo que sí sorprende es la proyección de que para finales de este año, 20 hogares típicos generarán más tráfico que la totalidad del mundo en el año 2008. Sin dudas que yo uso más ancho de banda ahora que hace tres años, ¿pero millones de veces más? Ni ahí, y estoy segura de que ni en el norte pasa eso. ¿Acaso tienen cientos de sensores por toda la casa en un hogar típico del primer mundo? No me suena, para mí que le erran ahí, o sino que definan 'típico'.

Pero bueno, descartando lo que puede ser una proyección un poco exagerada, también prevé que para el año 2020 habrá 50 billones de 'cosas' conectadas a Internet: desde monitores cardíacos, al coche en el garaje, el reloj despertador, y aun las vacas en el prado; este número -a pesar de lo inmenso- me parece bastante más acertado.

Pero eso no es todo, pronto esas cosas serán inteligentes y se comunicarán entre ellas, de modo que si la reunión que tenías planificada para la mañana se aplaza 45 minutos, se enviará una señal a tu despertador, que a su vez se comunicará con la cafetera para que se prenda más tarde de lo previsto y con el auto para que comience a calentar con el mismo retraso; todo eso para dejarte dormir calentito en la cama por unos minutos más de lo normal.

Como dije, a mí esto me impresiona y maravilla, evidentemente tenemos que adaptarnos a los tiempos que corren y que vienen, pero también me da un poquito de miedo... Todos vimos Terminator, ¿no?

26 comentarios:

Sese

Al margen de miedo estas cosas me producen incomprensión, y es que algún día todo este entramado de comunicaciones se desbordará y puffff!!!!

En fin, aún conservo ese recelo a estas cosas fruto de la época preinformática, jeje

Un abrazo

Anónimo

No me extraña nada de esto. Apoyando el comentario de Sese, existe la teoría de que en unos años dejará de existir Internet como la conocemos actualmente, para convertirse en algo mas integral donde todos los dispositivos interaccionan entre si en una red integral de comunicaciones.

Alt + tillo.

alcorze

Uff, cada día vamos a estar más controlados y tendremos menos intimidad. Terminator o El gran hermano están cerca. Mientras tanto aprovechemos ;)

Ana Laura

Sese, te entiendo, a mí me pasa lo mismo, agregándole un gusto excesivo por las películas post-apocalípticas... mala combinación, ¿no?


Alt+tillo, conozco esa teoría también, ¿debo agregar que además de las películas post-apocalípticas, me gusta mucho el cyber-punk? :D


Alcorze, también adoro las distopias, jajajaja. Creo que no hay nada que no se haya escrito o filmado ya, ¿no?

Saludos!!!

Roxe

Esto es como todo, gracias a la Red eres legion@ria, pero si se nos escapa de las manos, se puede ir al traste. Depende de nosotros.
¡Toma frase apocalíptica! ¿Que no?

Roxe

P.S.: Por cierto el tema de las vacas conectadas, hace tiempo que lo llevan haciendo por estos lares, eso si, la leche además de descremada, es desbitada.

Sue

Conozco algunas personas (bastante sabias en esto de las nuevas telecomunicaciones, redes sociales, internet y demás) que auguran un futuro al estilo Matrix en el que las máquinas se harán con el poder.
Particularmente prefiero no verlo (que no lo veré) pero mientras llega prefiero engancharme lo justo a las nuevas tecnologías. Pero lo justo, eh.

Ana Laura

Roxe, sin la menor duda que todo eso tiene sus ventajas, y exceden en mucho el poder dormir cinco minutos más en las mañanas :D Soy legionaria, y tengo mi blog, y conozco gente estupenda de todo el mundo, y tengo toda la información que quiera al alcance de mis dedos... ¡No me quejo!! Y lo de las vacas conectadas, ¡que guay!! No les voy a contar a las de acá que están out, ¡mirá si se les agría la leche!!!


Sue, ese destino apocalíptico me asusta un poco, pero tampoco lo voy a ver, mientras tanto también prefiero engancharme con las nuevas tecnologías (lo justo, igual que tú).

Saludos a ambos y gracias por comentar :D

Gala

En primer lugar , gracias por pasarte por mi casa.Me quedo en la tuya si me lo permites.
Para comentar tu entrada diré, que si, estoy contigo y con los comentarios que han ido dejando...
La tecnologia, como internet y todas las cosas evolucionan a marchar forzadas, casi tan rápido que da miedo.
Me ha gustado especialmente el ultimo parrafo en que haces referencia a que el despertador se atrasa solo y la cafetera se enciende más tarde...
La verdad, es que si solo fuera por eso, seria maravilloso, pero me temo que no quedaría solo ahi...
A mi me parece que llegará un dia que tanta tecnologia nos volverá demasiado dependientes de ella, y eso, creo que no es bueno del todo..
Como todo en esta vida, las cosas tienen límites, y los excesos no son buenos..

besitos mediterráneos.

Vicente

Toda esta gente se mata para inventar maneras de no hacer las cosas que hay que hacer! Levántesé 1 hora antes, preparesé su café, encienda el auto para calentarlo, salga, cargue nafta, súbase al tren que se adelantó y llegue temprano a la oficina. Si justo le suspendieron la reunión, no se preocupe, haga otra cosa, aproveche el tiempo y a la tarde salga más temprano. ¿O no? ¡Manga de vagoooooosssss! Lo que es tremendo es que parece que la persona esa vive tan lejos de su trabajo que al final la reunión se le atrasa 45 min pero sólo duerme 5 minutos más. Eso es tremendo. Saludos!

Elisa

No conocía esta expresión... interesante:)
Saludos
Elisa, en Rosario, Argentina

S. Cid

¡Increíble!, aunque tal vez un poco echadas por lo alto las predicciones. Si bien..., ¿quién sabe? El mundo avanza que es una barbaridad. No sé el tanto por ciento de "hogares tipo" (de esos a los que se refiere la infografía de Cisco), que hay en el mundo, pero sí es cierto que cada día la domótica está más presente en nuestros hogares.

Cuando me hablaron de internet por primera vez me parecía algo imposible, y cuando vi que aquello existía de verdad y empecé a comprender cómo funcionaba, entendí que aquello suponía un punto de inflexión en el tipo de vida que conocía. Así que..., ¿por qué no ha de ser una realidad cercana todo eso que dice Cisco? Yo creo que incluso nosotros lo conoceremos y lo usaremos.

Una entrada genial, Ana. Me ha encantado.

Ana Laura

Gala, ¡y muchas gracias a ti por devolver la visita! Me alegro mucho de tenerte por aquí también. Estoy de acuerdo contigo con que los excesos nunca son buenos, y con que no creo que las cosas se queden solo en el despertador que se atrasa. Da miedo de que la carrera esta se dispare y no podamos manejarla, ¿no?

Besos sureños para ti :D

Ana Laura

Jajajaja, Vicente, no lo había pensado desde ese punto de vista. Tanto lío por solo cinco minutos de sueño, como que no vale la pena, ¿verdad? El tema es que al pobre tipo se le juntaron todos los inconvenientes, un día que la reunión se atrasó, nevó en la noche y tiene que calentar el auto, ponerle nafta luego y el tren se atrasa... ¡yo diría que Murphy no lo quiere mucho!!!


Elisa, yo tampoco conocía el término hasta que me encontré con esa infografía, y me pareció super interesante también. Me alegro que te gustara.


Saludos a mis vecinos de la otra orilla!

Ana Laura

Cid, acá todavía las cosas no están tan adelantadas y la domótica más bien es algo que se ve en las películas. No me quiero hacer la atrasada, porque tampoco es así, pero es muy poca la gente que puede costear ese tipo de tecnología.

Para mí Internet fue como que me presentaran a la Multivac de Asimov, era casi como vivir la ciencia ficción, e igual que tú, me di cuenta de que era algo demasiado grande y que cambiaría la vida como la llevábamos. Es casi seguro que aun viviremos cambios todavía más grandes -ojalá no vivamos una novela post-apocalíptica o distopiaca nomás...

Besos, me alegro que te gustara la entrada :)

Maestro de Feria

me preocupa, la sostebilidad de este modelo y la independencia ( o mejor dicho dependencia que nos crea), al final alguna generacion acabara olvidando habilidades que le harian falta en caso de apagon.

moderato_Dos_josef

Me ha gustado e impresionado mucho tu post. Ahora bien me da un poco de miedo que acabemos dependiendo demasiado de un medio manipulable como lo es Internet. Por eso, opino que siempre hay que tener algún ojo fuera y no meterse dentro del todo. Podríamos acabar como androides...

Bsos.

Ana Laura

Maestro, sin irnos a los extremos de la ciencia ficción, la dependencia que genera este tipo de tecnología es algo cercano y concreto, y creo que ya se puede ir viendo en muchas cosas... sin tener que llegar al apagón! En mi casa ya no hay guías de teléfonos, utilizo la página del servicio telefónico para eso... un ejemplo sencillo y cercano, ¿no?


Moderato, gracias, me alegro que te gustara la entrada. Ese miedo lo compartimos todos, sin dudas. Como le dije al Maestro, no tengo guías... ya mismo me voy a buscar una a la compañía telefónica (es una forma de tener un ojo afuera, creo).

El problema, creo, es no llegar a los extremos. Depender demasiado de la tecnología a la larga, nos puede llegar a complicar la vida.

Un saludo a ambos y gracias por comentar :)

Anónimo

Jaja...se que te gusta el Cyber-punk, pero porque no llamar a las cosas por su nombre? Harrison Ford en Blade Runner! ;))

Alt + tillo.

Ana Laura

¡Obvio que me gusta Harrison Ford en 'Blade Runner'!!! Pero me refería más a la línea de William Gibson en 'Neuromante' ;)

Besote en el altillo!

Pepe Boza

Interesante proyección, Aunque, como todas, se basa en estimaciones de las que haces muy bien en dudar. Pero marca una tendencia. Hacia ahí vamos, sin duda. Y seguro que será fantástico, siempre que sepamos no perder el rumbo de aquello para lo que sirve cada dispositivo y cada conexión. Es decir, siempre que seamos nosotros los que dominemos y no ellas, las tecnologías.
Lo que realmente genera más preocupación es la fragilidad de un sistema cada vez más dependiente de lo electrónico: se puede ir al traste y dejarnos en la Edad de Piedra cuando ya no sepamos ni cazar ni pescar.
Te pido prestada la infografía para mi blog, Ana Laura.
Un abrazo.

Ana Laura

Pepe, en realidad creo que eso es lo que nos preocupa más a todos. Estamos dependiendo demasiado de la tecnología ya, si sigue la tendencia -que seguirá, como bien dices- en unos años una falla en el sistema nos puede dejar sordos, ciegos y mancos (o en la edad de piedra sin saber cazar ni pescar). Siguiendo con la línea de la ciencia ficción, ese panorama también ha sido imaginado por los autores fantásticos, con terribles consecuencias.

Saludos y llevátela sin problemas :)

Daltvila

Me quedo con el S. XIX. Creo que vivían infinitamente mejor que nosotros.
Me asusta todo esto y no me gusta.

¡Qué momo el Papá Noel!

*
**
*** F E L I Z N A V I D A D
****
*****

Ana Laura

Ufff, Daltvila, yo no volvería a una época donde se te podía morir un hijo por un resfrío que se complicara... digamos el siglo XX después de la penicilina, ¿ta? O ahora y quedarnos más o menos así, jaja.

Está precioso el Papá Noel, ¿verdad? Me alegra que te gustara.

Feliz Navidad :D

Anónimo

No puedo dejar de recordar la peli "INTELIGENCIA ARTIFICIAL", idea del gran S. Kubrick, y el papel de Jude Law como robot gigolo. (gracias a Ewan McGregor, que por estar filmando Star Wars II no pudo aceptar.

Otro beso en el Alt + tillo. :-)

Ana Laura

Jude Law está perfecto en esa película, su belleza casi perfecta (valga la redundancia) lo hace ideal para el papel, pero la verdad, la película no me gustó -lo cual no quiere decir que la idea de un robot gigoló me resulte indiferente..., jajaja.

Beso en el altillo :)

Y vos, ¿qué opinás?

Ir Arriba