-

lunes, 2 de septiembre de 2013

6

A veces

A veces me parece que el mundo es solo para mí. Que no hay nadie más; que todo, todo, todo, es en mi beneficio. Hay momentos que, a medida que ocurren, sé que me pertenecen exclusivamente a mí.

Soy la única en darse cuenta de que el sol atraviesa la ventana a la altura justa del crochet de la cortina para reflejarse en brillante diseño sobre la pared de la estufa, o que el aire tiene una calidez tan perfecta que casi se puede tocar.

Nadie más registra la cadencia de la respiración de mi hija mayor al irse durmiendo tirada en el sofá, a mi lado, o el verde bosque de los ojos de la menor, con sus chispitas marrones y picardía al mirarme. Son solo mías.

Mi casa

El crepitar de las llamas, el aroma de mi café, la tranquilidad de la tarde: todo eso es solo mío.

A veces siento que la felicidad me rebasa, que se acumula en la habitación y se derrama por el umbral, escapando a los tumbos por los escalones y llegando al jardín.



Tal vez por eso mi jazmín siempre florece.

6 comentarios:

alcorze

Bonita entrada, que nunca deje de florecer ese jazmín. ¡Besos!

Dorothy

Hay cosas que nos parecen sólo para nosotros y está bien tener ese rincón en el que las cosas son sólo nuestras. Me alegro de que tu jardín florezca, yo soy un poco mala con las plantas.

Besos

soniaunleashed.com

Me ha encantado la entrada, la verdad es que hasta se contagia un poco de esa alegría tuya y buena falta hace. Sigue disfrutando tanto de esos momentos en que el mundo es solo para ti! ;D

Ana Laura

Muchas gracias, Alcorze. Yo también espero que siga floreciendo!!


Jajaja, yo también soy mala con las plantas, Dorothy, pero no sé cómo, ese jazmín siempre florece. Me alegro que te haya gustado la entrada.


Sonia, pretendo seguir disfrutádolos mucho tiempo más... ¡hasta que me muera!! Da gusto contagiar alegría :)


Saludos a los tres, gracias por comentar!

Gala

Dios! eres super afortunada.
Pero sabes? no entiendo un modo de ver la vida mejor que ese. Dejando siempre que todo florezca a tu alrededor.
La vida en si ya tiene bastantes cosas malas, como para encima no dejar que las cosas hermosas nos llenen el alma.

Besitos mediterráneos.

Ana Laura

Gracias!!! Realmente me considero muy, muy, muy afortunada. Tengo motivos de sobra para ser feliz. A veces algunas cosas me ponen triste, como a todo el mundo, pero ta, la balanza pesa más del otro lado :D

Un saludo grande, por acá ya llega la primavera y todo vuelve a florecer.

(el jazmín todavía no, ese es de verano)

Y vos, ¿qué opinás?

Ir Arriba