-

jueves, 8 de agosto de 2013

10

Me gusta la lluvia

Me encanta cuando llueve, cuando llueve mucho. Me gusta despertar con el murmullo de la lluvia en la oscuridad, y que el sonido se confunda con la calidez de la cama que me envuelve. Me gusta esa oscuridad súbita que anuncia un temporal y nunca me dio miedo el retumbar del trueno. Disfruto empaparme en los chaparrones cálidos de verano y mirar el diluvio incansable a través de la ventana si hace demasiado frío; saboreo el olor de la lluvia: a pasto mojado, a tierra húmeda. Y cuando se va, el mundo parece más limpio, más nuevo, es como una segunda oportunidad.

Hoy amaneció lloviendo: se me fue la poesía al diablo cuando pisé la primera baldosa floja y me mojé hasta el tercer par de medias.

10 comentarios:

S. Cid

Es que la lluvia bonita, la del primer párrafo, es para seguir oyéndola caer desde la cama, mujer. ¿Por qué no te diste media vuelta y seguiste durmiendo? ;-)

Un abrazo.

Dorothy

Me gusta la lluvia, pero sólo si puedo quedarme en casa mirándola por el cristal. Si hay que salir a la calle, me pasa como a ti, que no soporto las baldosas flojas, los chorros de los canalones, los coches que salpican... ¿sigo?

Besos

Elizabeth Wojnarowicz

Ja, ja!! hace mucho que no pasaba por acá!!! A mi tambíén me gusta la lluvia pero no me gusta salir a trabajar con ella, tampoco me gusta mojarme las medias y zapatos! Beso lluvioso.

alcorze

Siempre nos encontramos baldosas que se mueven, pero si nos mojoamos, con cambiarse de medias asunto arreglado. ¡Besos!

Negrevernis

A mí me gusta... mientras veo cómo cae desde el cristal de mi sala. No más. Besos veraniegos.

Nieves

Pues a mi la verdad es que no me encanta la lluvia, aunque reconozco que va unida a cierto toque nostálgico y romántico. Pero vamos, que está muy bien si estás bajo un paraguas y en secano, porque sinceramente, yo también le veo más los inconvenientes que la magia y la poesia jejeje. Un beso,

Ana Laura

Porque hay que trabajar, Cid!! Ojalá hubiera podido darme vuelta y seguir durmiendo, jajaja. Es el mejor lugar para escuchar la lluvia, sin dudas.

Dorothy, estamos de acuerdo, la lluvia es muy linda cuando no hace frío ni hay que trasladarse caminando de aquí para allá. Sino... la poesía se va al diablo, tal cual.


Eli, ¡qué suerte que andes por acá! Creo que estamos todos de acuerdo en los inconvenientes de la lluvia, ¿no? A pesar de lo linda que es.

Saludos a todas y disculpen a demora en contestar :)

Ana Laura

Eso hice, alcorze, me cambié las medias, pero a veces uno no puede!!! Y ahí te quedás todo el día con los pies mojados... resfrío en puerta.


Coincidimos, Negre. La lluvia en verano no me molesta, para empezar, ¡no uso medias!

Besos lluviosos e invernales

Ana Laura

Chuchi, me alegro que te haya gustado :)

Nieves, tengo un paraguas precioso, ¡pero igual me mojo!! Sin dudas tiene más inconvenientes que magia y posía, a pesar de lo bonita que es.

Un saludo grande a las dos, disculpen mi haraganería para contestar

:)

Y vos, ¿qué opinás?

Ir Arriba