-

viernes, 24 de septiembre de 2010

18

Tal para cual. . .

Esta semana hubo receso primaveral en los cursos y viajé con mi familia a Montevideo, a la casa capitalina de mis padres.

Como siempre que vamos a Montevideo, mi hija Elisa salió de compras con mamá. El primer día, o sea el lunes, la abuela le compró dos pares de zapatos deportivos, ocho remeras, un vestido, una Confessions of a Shopaholiccamisa y una blusa fina para fiestas.

La noche del martes revolvió el antiguo ropero que compartíamos con mi hermana y, cual cazadora de tesoros, encontró cinco jeans que le quedan perfectos (y que ni ahí se nota que tienen 25 años), una solera floreada que solo necesita acortarse un poco, y el disfraz para el próximo Halloween (un vestido negro estilo femme fatale de mi hermana que, con muy pocos cambios y algo de maquillaje, la convertirá en la vampira más sexy de Piriápolis... mi dios, ¡qué vieja estoy!), además de un pantalón de radzimir color bronce y otro de cuerina negra que habían sido de mi prima Sonia. Como no tenía nada con qué usar el pantalón bronce, al otro día la abuela compró tela para hacerle una blusa, y ya que estaban, unas caravanas a juego.

El miércoles en la tarde fuimos a la primera prueba del vestido de quince, que también le regala mamá -tanto el vestido como el grosso de la fiesta son regalo de los abuelos, en realidad. Allí, la futura quinceañera eligió el bordado para el corsé (en cristal y plateado) y la tiara de strass para complementar. Al salir de la tienda, fuimos a comprar las sandalias (plateadas con broche de strass) de taco alto para entrar a la fiesta y unas zapatillas con lentejuelas blancas para cuando empezara el baile.

Por último, ayer visitamos el ‘Montevideo Shopping’ y salió con un libro en las manos (‘Ghostgirl’ de Tonya Hurley), esta vez regalo mío, y un ‘cuarto de libra con queso’ de McDonald’s en el estómago.



¿Quién dice que las vacaciones no pueden ser divertidas?
(o que mi hija no está muy malcriada)
(o que mi madre no malcria mucho a mi hija)
(o que yo no las dejo...)

18 comentarios:

Sonix

Genial que hija, madre y abuela os complementéis tan bien y lo paséis genial juntas!

Almimesi

Uff me agote de solo leerlo Ana, recuerdos de cuando era un niño invadieron mi mente, cuando mi Madre me sacaba (literalmente había que sacarme de casa) a la recorrida de vidrieras, de un lado a otro, largas recorridas, precios, consultas, probadores, la frustración que sentía al verme de nuevo en el mismo lugar en que todo había comenzado. Y cuando me veía y aún me veo envuelto en otra recorrida de vidrieras, por parte de las mujeres que me rodearon y rodean, me entran unos nervios terribles.
Por otro lado; lo mejor para Elisa, dicen que es la primer fiesta mas importante en la vida de una mujer, que sea un recuerdo genial, sin dudas lo sera con la unión que se deja leer aquí.
Un beso Ana

ROSALIA

Que divertido ir de compras con personas queridas. Ya habrá momentos para las cosas tristes, la vida nos las trae, dejemos que disfrute la jovencita.
Besos Ana Laura.

Ana Laura

Sonia, la verdad es que la pasamos muy bien juntas, y la generosidad de la abuela es legendaria... yo también salí beneficiada, me regaló 'La cúpula' :D

Saludos!!!

Ana Laura

Almimesi, el único hombre que conozco que disfruta de hacer compras, es mi ex. Tenía una paciencia increíble, y era casi tan generoso como mamá cuando tenía plata... las virtudes hay que reconocerlas, incluso en los ex, ¿no? ;)

Mi hija adora salir con la abuela, pero no es para menos, sabe bien que le comprará casi todo lo que se le ocurra, ¡no es boba!

Besos!

Ana Laura

Rosalía, exactamente esa es mi filosofía, por eso dejo a la abuela malcriarla tanto. Ya tendrá que vivir otras cosas, mientras pueda la protejo de todo eso.

Un abrazo grandote!

CreatiBea

Una edad preciosa, sobre todo para lucir "trapitos".
Qué disfrute mucho esa fiesta, seguro que será inolvidable; por aquí no se celebra lo de los quince.

Besos!!!

Por cierto (se me olvidaba) ¿qué es una remera?

Juanma

Qué buen blog, me encanta su diseño. Aún no te leí con profundidad pero ya lo haré. En estos momentos estoy por salir, me sumaré a tus seguidores para cuando regrese.
Saludos desde Buenos Aires. Cuando quieras date una vueltita por mi blog.

Negrevernis

Yo no volvería a mis quince años -gracias a Dios ya pasé algo más del doble-, pero admito que las abuelas están para eso: para malcriar... Una amiga mía dice que los abuelos son una extensión de si misma: de la parte caprichosa que no puede mostrar ante sus hijos.

Un saludo otoñal desde España.

Karlita la + Bonita

vaya con las abuelas, no sé si es debilidad o qué, pero todo quieren comprarle y regalarle a sus nietos, bueno mi mamá es así con mi hijo (que es su único nieto) y más o menos así era mi abuela, sólo que en ese caso yo era como la doceava nieta, así que pues no se podía tanto. Pero que padre que tu nena disfrute su edad. Un saludo!!!

ANA

Geniales esas vacaciones!!!
Divino que pueda contar con una abuela malcriadora...seguildas dejando!!!... es el mejor regalo que les podés hacer a las dos!!!
abrazo!

Ana Laura

Bea, además, ¡le quedan tan lindos los trapitos!!! (ya habló la mamá babosa)

Creo que la fiesta de quince es bien latinoamericana, sí. Cuando haya pasado -será el 20 de noviembre- ya colgaré fotos de la quinceañera vestida de princesita.

Saludos!!

Ana Laura

Juanma, me alegro mucho que te gustara el blog, y el diseño, sos muy bienvenido y me encantaría que volvieras. Yo he estado medio ocupada, por eso me demoré en contestar los comentarios, pero ya voy a ir a visitar el tuyo, por supuesto.

Saludos desde Piriápolis :)

Ana Laura

Negrevernis, yo tampoco vuelvo ni loca a mis quince, ¡a ningún año de mi adolescencia! Fue bastante complicada, por eso estoy tratando de que ella la pase lo mejor posible, dentro de los límites, obviamente.

Y sí, cuando yo sea abuela también pienso malcriar malamente a mis nietos, es la función de los abuelos. :)

Besos primaverales de acá

Ana Laura

Karlita, los abuelos son todos iguales en todos lados, ¿verdad? Disfrutan a los nietos como no pudieron disfrutar a los hijos a veces, por estar trabajando a full, o por sentir que los deben educar más que malcriar, o por mil razones... o solo porque son doblemente padres. ¡ Hay que disfrutarlos!! (a los abuelos)

Besos :)

Ana Laura

Ana, tenés razón, al dejarlas también estoy malcriando a mamá, jaja. Las seguiré dejando :)

abrazo de vuelta!

Común

Hola!!!!!
ANA L como va todo??, Que tengas una buena semana.
Un abrazo de oso.

Ana Laura

Común! va muy bien, semana corta la mía, empiezo el finde mañana, así que me va lo más bien. Se arma un circuito callejero de fórmula 3 en mi ciudad a partir de mañana, y como el liceo queda encerrado, se suspenden las clases, ¡yay!

Saludo de oso para ti también :)

Y vos, ¿qué opinás?

Ir Arriba