-

viernes, 1 de enero de 2010

3

Lemon pie

Así como yo tengo mi torta de frutillas, Eli tiene su postre favorito, que es el Lemon Pie, y este año creo que empezó una nueva tradición, porque me pidió que le hiciera uno para su cumple que fue hace unos días. Mepa que estaré condenada a hacer lemon pie todos los cumpleaños de su vida, muchos y muchos años de condena, espero (también espero no convertirme en una madre desnaturalizada y prepararle su lemon pie todos sus cumpleaños, sin importar las circunstancias ajenas a esa fecha).

Miren qué lindo me quedó, y les aseguro que estaba tan rico como lindo, me sale muy bien el lemon pie, modestia aparte. Ya sé, estarán diciendo: “pero esta foto la sacó de Internet...” y tienen razón: le saqué fotos a mi lemon pie, pero mis dotes de fotógrafa son mucho menores que mis dotes de cocinera. Síganme el juego y digan: “¡qué lindo le quedó!” y todos contentos.

La receta me la pasó mi compañera Elena hace tiempo, pero ya me apropié de ella con mis propias modificaciones y como no soy egoísta como las cocineras de antes, se las paso a ustedes para que se luzcan también, les aseguro que es infalible... ‘cooker-proof’, como dirían en inglés. Ah, y es la variedad que queda como un mousse de limón, y no crema, la más rica, en mi opinión.

Lemon Pie
Tarta: Mezclar 50 gr manteca, ¼ taza azúcar, 1 huevo, ½ cta ralladura de limón, 1 ½ taza harina, 1 cta royal, ¼ cta sal.

Si tienen procesadora grande, pueden ir poniendo los ingredientes en ese orden y preparar la masa allí, queda súper suave y homogénea (se puede agregar un chorrito de líquido si ven que fuerzan mucho la máquina). Una vez lista, forran una tartera enmantecada y la llevan a la heladera una media hora (esto es para que la masa no se encoja en el horno) antes de hornearla.

Relleno: Batir 3 yemas con ½ taza azúcar; cuando la yemada esté bien armada, agregar ralladura de limón, 1 cda de maicena y 2 sobres de gelatina sin sabor. Mezclar todo y agregar ¾ taza de jugo limón, ¾ taza de agua y un buen chorro de limoncello o licor de limón, le dará un toque especial (aunque no es obligatorio). Llevar la mezcla a fuego lento hasta que apenas hierva y espese. Retirar y esperar a que esté frío pero no coagulado.

Por último, batir 3 claras a nieve con ¾ taza de azúcar. A este merengue agregarle con movimientos suaves la mezcla de limón.

Enfriar en heladera y cuando la gelatina se haya cuajado, cubrir con merengue abundante; yo hago un merengue que no sé de qué nacionalidad es, seguro ni francés, ni italiano, ni suizo... pero que queda perfecto y es muy fácil de preparar (si quieren esa receta también, me la piden). Se puede gratinar en el horno, pero tengan cuidado porque el relleno se puede volver a ‘licuar’, lo ideal supongo que es un soplete repostero, pero como yo no tengo y siempre me da miedo arruinar el postre con el calor, dejo el merengue natural nomás.


¡Que les quede rico!

3 comentarios:

MªJose-Dit i Fet

Pues con foto o sin foto tu tarta tiene que estar muuuy buena...un besito

Pedro Escudero

¡Qué lindo que le quedó! :-)

Me apunto la receta que me encanta cocinar.

Espero que hayas tenido muy buena entrada en el año (hasta hoy no me he recuperado y vuelto al universo blog xD)

Ana Laura

Mª José: ¡la tarta está buenísima! Un saludo grande para ti también, y gracias por la visita.

Pedro: ¡Muchas gracias! Apuntala que vale la pena, y mi año viene entrando bien, ¡con vacaciones!

Y vos, ¿qué opinás?

Ir Arriba