-

lunes, 1 de septiembre de 2008

2

Talk hard

Come in. Every night you enter me like a criminal. You break into my brain, but you're no ordinary criminal. You put your feet up, you drink your can of Pepsi, you start to party, you turn up my stereo. Songs I've never heard, but I move anyway.
You get me crazy, I say 'Do it. I don't care what, just do it. Jam me, jack me, push me, pull me - talk hard!'



'Eat me beat me' Lady
Pump up the volume

2 comentarios:

Monotributo

Querida mía, maestra mía, Popea mía, has tenido suerte docente apasionadamente ansiosa por ser iluminada en tus más íntimas humedades por la Luz del Goce Interestelar. El Genio del Blog, el Semental del Universo, la Mente Luminosa nunca igualada en toda la galaxia, el Ambiguo Superlativo, el Andrógino de la excelencia amatoria, la Vehemencia hecha virilidad, el Non Plus Ultra del estado de permanente excitación, o sease modestamente, YO, el Gran Monotributo, ha condescendido a brindarte cinco segundos de mimos orgiásticos que te trasportarán al reino de la dicha y el placer. Lo hago por tí guapa, YO tu Amo y Señor, solo porque soy magnánimo y un romántico incurable. Si te esmeras tal vez logres provocarme la misma sublime erección que al Gran Maestro de América, Domingo Faustino Sarmiento le provocó el visitar a Mariquita Sanchez de Mandeville. Aunque tu no eres Mariquita (¿yo sí?..ay, no lo sé), sí eres docente, profesión que ha dado la mayor cantidad de hetairas y cortesanas en toda la historia de la humanidad. Te dejo un besito plutoniano... como adelanto de lo bien atendida que serás por el Adonis de Ambos Mundos, o sease modestamente Yo, el Gran Monotributo. Hasta ese momento conformate con mi ósculo, hembra anhelante de sexo y ternura.

Y vos, ¿qué opinás?

Ir Arriba