-

miércoles, 1 de julio de 2020

2

Club de Detectives

Cuando era chica, tenía un Club de Detectives.

No sé de quién fue la idea, seguramente mía, que nunca fui muy normal. Pero lo cierto es que Enid Blyton y Malcolm Saville eran una constante en la biblioteca de varias niñas allá por los ‘80, y los misterios -reales o inventados- nos fascinaban.

Dos Claudias, una Andrea, una Patricia, a veces una Maité, y yo aprendíamos a diferenciar las huellas de pájaros en el terreno y encender fuego con dos palitos, arriesgábamos la vida escalando el pozo de aire de un edificio y hacíamos equilibrio en los pretiles de jardines encerrados. Todas cosas muy útiles, por supuesto, para niñas que vivían en el centro de Montevideo, rodeadas de baldosas y asfalto, con fósforos a demanda y ni una montaña a la vista.

Y sin misterios. Creo que lo más parecido a un hecho enigmático que detectamos fue la aparición periódica a los pies de un árbol de unos discos de vinilo rotos, seguramente más atribuibles a la censura de la Dictadura que a algún criminal ignoto.


Pero ¡cómo nos divertíamos! Entre las continuas mudanzas del club desde el sótano de las Rivero/Martínez al de los Cazarré, las recorridas por el barrio buscando misterios o las clases de detective que debíamos preparar para cada sesión del club, se ocupaban las vacaciones de invierno, los vientos de primavera y los sopores del verano.

Hoy, más cerca del otoño, espero que se concrete una largamente pospuesta reunión de detectives. Sin misterios.

2 comentarios:

Unknown

Que recuerdos!!! No me acordaba que escalábamos el pozo de aire del edificio de casa!! Te acordás del sótano del edificio de Paullier que olor a humedad pero era fascinante bajar con las velas.... Te faltó un sótano y es el de Maite que no recuerdo si era tan detective como nosotras o lo usábamos a su sótano para otros fines didácticos jaja. ESPERO ANSIOSA ESA REUNION DE DETECTIVES!!! Hay que poner fecha chicas, que el calendario corre muy deprisa.

Ana Laura

¡Claudia! ¡Me había olvidado de las casas abandonadas!! Imperdonable lo mío, jajaja.

Y vos, ¿qué opinás?

Ir Arriba